Logo Lalala News
 
Viernes 15 de Febrero de 2019 16:23
 
 
 
 
 

El hijo de la Buena Fortuna

 
2014 - dic - 26
|
Y Fui Madre Nomás
|
 

Papá Marcelo y yo practicamos el Budismo de Nichiren Daishonin. Un daimoku de oro para Andrés.

 
 
 
 

Alguna vez mencioné que papá Marcelo y yo practicamos el Budismo de Nichiren Daishonin. Al bebé nacido de dos padres de esta religión se lo llama “El hijo de la Buena Fortuna”.

Nos ha cambiado la vida pertenecer a la Soka Gakkai Internacional (SGI), “movimiento impulsado a nivel global por más de doce millones de budistas laicos”, según la web oficial.

Esta institución está ubicada en Japón y tiene como eje principal promocionar la paz, la cultura y la educación en más de 192 países y territorios.

A una semana de haber nacido, el bebé recibió el daimoku de oro, oración que hizo brillar todo su ser.

Aquí va una cita de la página de la SGI:

“El 28 de abril de 1253 es considerada la fecha en que se estableció el budismo de Nichiren. Se trata del día en que el sacerdote japonés Nichiren Daishonin (1222-1282) proclamó públicamente por primera vez la oración "Nam-myoho-renge-kyo" (Consagración al Sutra del loto de la Ley prodigiosa), en el templo Seicho-ji, situado en la actual prefectura de Chiba”.

¡BIENVENIDO ANDRESITO A LA FAMILIA SOKA!

Basados en la fe budista realizamos una ceremonia para recibir a Andrés Nicolás a la familia Soka. ¡Y elegimos el 28 de abril de 2014!

La educación básica de Andrés estará orientada desde el Budismo, aunque todavía no es miembro. Es decir, el día de mañana él decidirá si continuar o no con esta religión, podrá elegir otra o ser ateo. Es libre. Pero su base estará en las enseñanzas del Sutra del Loto.

¡Bienvenido Andresito a la Familia Soka!