Logo Lalala News
 
Martes 23 de Julio de 2019 14:52
 
 
 
 
 

Vivir el PRESENTE

 
2015 - mayo - 03
|
Tutti Frutti
|
 

¿Hacia dónde corremos los seres humanos?

 
 
 
 

La semana pasada fui invitada por los chicos de UNAJE (Unión Argentina de Jóvenes Empresarios) a su evento Fifty50 que se realiza todos los meses en “un lugar misterioso de Buenos Aires” donde invitan a un empresario de larga trayectoria y le hacen una especie de entrevista en un formato muy relajado y ameno, donde éste cuenta su experiencia y al final responde preguntas del auditorio. El empresario invitado en esta oportunidad fue Adrián Werthein (Vicepresidente de Telecom Personal), al final de la entrevista le consultaron sobre como hizo para conjugar la vida empresarial y la vida familiar, si se había perdido momentos importantes de su familia, de que cosas se arrepentía o que consejos daría a los jóvenes empresarios para sobrellevar esa etapa de crecimiento sin descuidar su vida familiar.

En su respuesta, entre otras cosas muy sabias a mi parecer, dijo algo que en lo personal me quedó resonando, sobre "vivir en el presente"

 

Desde ese día pensé ¡que tema! para los que transitamos los “treinti / cuarenti” años, el de "vivir el presente". Automáticamente pensé en la carrera de la vida en estos años… nos la pasamos corriendo, corremos y corremos todos los días, atrás de distintos objetivos y metas, en una carrera atolondrada que no sabemos bien cuál es la meta final. Sí identificamos claramente qué es lo que se quiere conseguir, de alguna manera, pero sin darnos cuenta, tras ese pequeño o gran logro, volvemos a seguir corriendo atrás de una nueva. Y acá es donde me paro y me pregunto: ¿Hacia dónde corremos tanto? ¿A dónde queremos llegar tan apurados? ¿Qué perseguimos en verdad? ¿Tenemos la certeza de que el final de esta carrera nos dejará satisfechos, exitosos, en paz con nosotros mismos, y habiendo logrado lo que realmente perseguíamos? ¿Medimos todo lo que vamos perdiendo en el camino? ¿Cuándo nos damos vuelta y miramos hacia atrás, nos arrepentimos de no haber valorado momentos que ya no volverán? Éstas son algunas preguntas que me surgen al respecto.

Aunque parezca un poco filosófico el tema, creo que a veces no sabemos bien hacia donde corremos tanto. Pienso en distintas opciones por las que realmente corremos, y no creo que la respuesta sea algo material o económico solamente (me parece muy vacío y superficial); si bien es un medio para un fin y claramente todos queremos lograr esa etapa de estabilidad económica que nos permitirá el estado de bienestar y felicidad al final de nuestros días, creo que el motivo es más profundo. A mi parecer en el fondo todos “corremos” porque buscamos algún tipo de reconocimiento. Llámese reconocimiento de nuestros pares en la sociedad, reconocimiento de nuestros padres, hermanos, colegas, hijos o pareja. El fondo de toda nuestra maratón está relacionado (a mi entender) al amor, el amor en todas sus formas, desde el reconocimiento en este caso. Creo que si no fuera de esa manera, no tendría mucho sentido lo logrado.

Pensémonos un segundo en medio de una isla solos… habiendo logrado todo lo que queríamos, llenos de cosas materiales, con todo lo que habíamos soñado. Solos, todo perdería automáticamente su valor, ya que no tendríamos con quién compartirlo, a quién mostrarle lo que logramos, a quién contarle nuestro esfuerzo y luchas ganadas, y perdidas. Nada de lo perseguido tendría mucho sentido si no tendríamos lo que realmente buscamos en nuestra carrera de la vida, que es a mi criterio, la sabiduría y el amor y para otros la pasión por hacer y trascender.

Más allá de nuestros objetivos laborales detrás de todo hay seres humanos, y debemos darle lugar a esto también para poder subsistir en este mundo que nos invita a correr todo el tiempo para llegar a la meta.

 

¡Hasta la próxima!